Warning: Creating default object from empty value in /home/holistic/public_html/components/com_sh404sef/shInit.php on line 37

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/holistic/public_html/components/com_sh404sef/shInit.php:37) in /home/holistic/public_html/plugins/system/jat3/core/parameter.php on line 81

Warning: Creating default object from empty value in /home/holistic/public_html/plugins/system/jat3/core/joomla/modulehelper.php on line 320
Terapia craneosacral
Back Terapias alternativas Terapia craneosacral

Terapia craneosacral

Usar puntuación: / 5
MaloBueno 

 Terapia CraneosacralLA SALUD ES EL ORIGEN

VISIÓN BIODINÁMICA DE LA TERAPIA CRANEOSACRAL
Somos concebidos en salud. Esa primera célula que somos lleva impresa la matriz original de nuestro ser en total armonía y salud.

Trae consigo el potencial de todo lo que vamos a desplegar, con todos los recursos para poder cumplir plenamente sus funciones.

En la vida intrauterina, dentro de ese medio fluido que nos sostiene y nos nutre, vamos desplegando poco a poco cada gesto, vamos ensayando los movimientos que nos permiten generar el espacio interior para el crecimiento continuo y la especialización de cada célula.

En contacto pleno con nuestra salud, "sabemos" que hacer, a la vez que nos vamos descubriendo a nosotros mismos en todo nuestro potencial de vida. Gracias al continente amoroso que nos ofrece el útero materno, nuestro plan original se despliega y manifiesta con toda su belleza y sabiduría. Ese continente es puro contacto, el contacto necesario para la supervivencia de todo mamífero. Y nosotros, los humanos, no podemos renegar de tal condición.
Cuando nacemos, en esa primera experiencia de separación y autonomía (al menos respiratoria), se crea nuestra primera cicatriz: el ombligo, que marca una cierta independencia de aquel primer hogar-continente; y decimos cierta, porque somos eternamente interdependientes, necesitamos del intercambio permanente con el entorno, desde el aire que respiramos hasta los vínculos amorosos. Necesitamos recibir y dar, como una corriente continua que nos nutre y nos permite seguir desplegando nuestro ser en todo su potencial. Como decía el Dr. C. G: Jung, "No hay un Yo sin un Tú".

CraneosacralStill2

Orígenes
El Dr. Andrew Taylor Still (1818- 1917), creador de la Osteopatía, estaba convencido de que el ser humano contaba con todos los recursos necesarios para autorregular y mantener la salud. Dedicó toda su vida al estudio de las fuerzas curativas inherentes del ser humano y a desarrollar habilidades palpatorias que le permitieran trabajar con estas fuerzas en sus pacientes.
Uno de sus discípulos, W. G. Sutherland (1873- 1954), mientras cursaba su último año de osteopatía en 1901, tuvo una inspiración observando huesos de un cráneo que se separaban con mucha facilidad: "las suturas de los huesos del cráneo deben estar diseñadas para realizar un movimiento respiratorio". Este pensamiento no coincidía con lo que se enseñaba en esa época, ya que se consideraba que las suturas de los huesos del cráneo de un adulto se fusionaban. Esta inspiración lo llevó a investigar y a comprobar a través de sus experimentos la existencia del movimiento craneal como una función fisiológica importante. Descubrió que la inhibición del movimiento craneal generaba efectos orgánicos perturbadores en la salud.
Encontró movimientos involuntarios sutiles no solo en los huesos del cráneo, sino también en otros tejidos con los que éstos estaban asociados, y pasó 40 años desarrollando los 5 aspectos del modelo biomecánico de la terapia Craneosacral.

Estos aspectos son: 
• movilidad articular de los huesos del cráneo
• motilidad inherente del sistema nervioso central
• tensión recíproca del sistema de membranas-meninges (Sistema de tejido conjuntivo que contiene al sistema nervioso central)
• fluctuación inherente del fluido cerebroespinal
• movimiento involuntario del sacro entre los ilíacos

En 1948 el Dr. Sutherland tuvo una segunda inspiración al observar que se relajaba un disturbio desde el interior del cuerpo de un paciente sin la participación de fuerzas o presiones externas de su parte. Llamó a este poder de autocorrección "Aliento de Vida" y dedicó el resto de su vida a trabajar con este poder a través de la observación, la escucha y el cambio perceptual del contacto.
Este cambio radical de su trabajo dio nacimiento al modelo biodinámico de la terapia Craneosacral.
Consideró al fluido cerebroespinal como principal vehículo de expresión y distribución de la potencia del Aliento de Vida en el cuerpo y a la potencia del Aliento de Vida como portadora de la impronta esencial de salud. Después de su muerte, su alumno Rollin Becker desarrolló este nuevo modelo biodinámico, cuyos principios esenciales son: 
• la quietud dinámica como fuente principal de la creación
• el aliento de vida y su manifestación en el cuerpo desde la creación del embrión humano

La Terapia Craneosacral Biodinámica
Las enseñanzas de Sutherland fueron recogidas por otros osteópatas que posteriormente las desarrollaron, destacando el Dr. Rollin Beker y el Dr. James Jelous.
La Terapia Craneosacral Biodinámica reconoce la presencia y la potencia sanadora de una fuerza vital creativa que mantiene el orden y el equilibrio del cuerpo humano y de la naturaleza.
Esta misteriosa inteligencia, llamada Aliento de Vida, manifiesta su principio creativo desde el momento de la concepción hasta el día en que morimos; se expresa dentro del embrión como movimiento y desarrollo celular, genera salud y está siempre presente dentro del cuerpo.
El Aliento de Vida se expresa en movimientos rítmicos sutiles en las células, tejidos y fluidos del cuerpo. A esta expresión se la denomina Movimiento Respiratorio Primario, ya que subyace a todos los demás procesos vitales del cuerpo y es sumamente importante para el mantenimiento de la salud.
Este movimiento puede ser palpado por manos sensibles. Facilitar su expresión trae como consecuencia inmediata la recuperación de la salud.
La perspectiva Biodinámica considera que el sistema humano se organiza como un campo unificado en torno a los imperativos del Aliento de Vida. Propone el uso del Aliento de Vida, el cual emerge de la quietud, como medio terapéutico.
Este trabajo propone un modo de contacto amoroso, presente y silencioso, a través del cual el Ser pueda volver a ese momento original donde la salud está totalmente a la mano, donde todo es armónico.

Algunos de los principios de esta terapia son:

- La salud está siempre allí
- El plan original quiere ser escuchado
- La quietud tiene un valor terapéutico
- El cuerpo (y todo el ser) es un mecanismo autosanador (homeostasis)
- La vida se expresa como movimiento
- El cuerpo funciona como una unidad, tanto en salud como en desequilibrio
- Estructura y función guardan una relación recíproca

La terapia Craneosacral Biodinámica ofrece un punto de partida para atestiguar y acompañar un proceso de sanación que YA está sucediendo. La propuesta es desacelerar y estar presente.

En qué consiste la sesión
El paciente se recuesta cómodo en la camilla. El practicante, luego de haber escuchado su historia, coloca sus manos en una zona determinada, por debajo o por encima del cuerpo del paciente, haciendo un contacto suave, sutil y sumamente presente.

Para comenzar crea un profundo silencio en su interior, que le permite conectar con su Salud inherente y con la Respiración de la Vida, que siempre está disponible para todos. Desde este estado de aquietamiento invita al sistema del paciente a calmarse, a soltarse hacia el contacto, y luego espera mientras es testigo del proceso de autosanación. Confía en que la sabiduría del cuerpo y la presencia de la Respiración de la vida ("El Compañero Silencioso" como solía llamarlo el Dr. Rollin Becker) reorganicen el sistema y lo vuelvan a su punto original.
Esto permitirá desarmar hasta donde sea posible para ese momento, cualquier patrón de tensión que haya provocado un desequilibrio, ya sea físico, emocional, mental, energético o espiritual.

Para terminar, unas palabras del Dr. J. Jealous:

La salud... está en el núcleo de nuestro ser y no puede aumentar ni disminuir en mayor o menor grado. Es decir, la salud dentro de nuestro cuerpo no puede enfermar... en realidad la salud corporal trasciende la muerte. La salud de nuestro cuerpo está disponible al 100 por 100 las 24 horas del día, desde la concepción hasta la muerte, y después transpira. No expira"

Débora García y Gabriela Entin


CraneosacralGarcia

Débora García
Cursó sus estudios de música y piano en el Conservatorio Provincial “Julián Aguirre” de Banfield, graduándose como Profesora Superior, bajo la guía de la Prof. Alicia Lastra.
Con la Prof. Elsa Púppulo perfeccionó el arte técnico interpretativo de la música para piano.
Ofreció conciertos como pianista solista y como pianista integrante de conjuntos de música de cámara en diferentes salas de Capital Federal, Gran Buenos Aires y el interior del país.
Trabajó como docente de música en Instituciones del Estado y en forma privada, con niños y adultos.
Con el fin de ampliar el abordaje orgánico del quehacer musical practicó técnicas corporales, como por ejemplo, contact improvisación, alineación postural, eutonía, BMC, yoga, etc. En la búsqueda por integrar nuevas técnicas conoció a Catherine Vitte (Francia), con quien realizó su formación como Terapeuta Craneosacral.
Con Carles Compañ (España) profundizó en la visión Biodinámica.
Desde el año 2001 investiga sobre la cualidad terapéutica del sonido y a partir del 2002 atiende en forma particular como Terapeuta Craneosacral y Terapeuta de Sonido.
Dicta clases sobre Terapia Sonora y coordina Armonizaciones grupales con sonido.
Durante el período Mayo 2003 a Diciembre 2004 trabajó como terapeuta en Tejas (grupo medicinas integrativas).
Toma cursos en forma continua para complementar su labor terapéutica: Terapia de Sonido, Canto, Bioenergética básica aplicada, Sintergética, Reiki (hasta 3er. nivel), Eneagrama, Memoria Celular, Sanación, y Sistema Conciente para la técnica de movimiento de Fedora Aberasturi, bajo la guía de Cristina Suárez.
Actualmente, junto a Gabriela Entin, coordina la Formación en Terapia Craneosacral Biodinámica.

CraneosacralEntinGabriela Entin
Nació en la provincia de Salta en octubre de 1961.
Se dedicó a la danza contemporánea y al Contact Improvisación, las cuales enseñó y practicó en nuestro país, en Brasil, en Alemania y en Suiza.
Sus maestros en este área fueron entre otros: Ana Itelman (Argentina), Cristina Bozzo (Argentina), Daniel Trenner (USA), Nancy Stark Smith (USA), Danny Lepkof (USA), Francis Savage (USA), Alito Alessi (USA), Cathy Caraker (USA), Martin Keogh (Canadá).
Como terapeuta se formó en diversas técnicas: Eutonía, Feldenkrais, Alineamiento Postural, Anatomía Funcional, BMC, Masaje Californiano, Ensueño Dirigido, Osteopatía y Terapia Craneosacral Biodinámica.
En el área terapéutica sus maestros son:
Mónica Yannotti, Eduardo Garriga, Catherine Vitte (Suiza), Carles Compañ (España), Jaap van der Wal (Holanda).
Actualmente atiende pacientes individuales, coordina clases grupales de Gimnasia para la Salud, dicta cursos de Masaje Californiano y, junto a Débora García, coordina la Formación en Terapia Craneosacral Biodinámica.


Quizá le interese también esto