Back Terapias alternativas Medicina China

Medicina China

Usar puntuación: / 7
MaloBueno 

Medicina chinaTras el velo de la leyenda, los inicios de la medicina vegetal china parecen remontarse a más de 5.000 años, pero lo que realmente se sabe con certeza es que el conocimiento chino acerca del uso de las substancias curativas vegetales, animales y minerales, empezó a introducirse paulatinamente en Europa a partir del siglo II A.C.  

 


Es sorprendente, sin embargo, que en épocas anteriores a esas fechas, la utilización de muchos preparados similares ya existía en la medicina china y egipcia. El opio y el ruibarbo chino (los dos comercializados en otros países en la época de Cristo, la canela, el aceite de hidnocarpo (también utilizado en la antigua India) y el mercurio eran de uso corriente en ambas tradiciones.
Si bien las substancias curativas utilizadas en Oriente y Occidente todavía guardan ciertas semejanzas, no sucede así en cuanto al tipo de pensamiento que guía su aplicación. Inicialmente, ambos métodos sostenían la idea de que la salud derivaba de un equilibrio entre los elementos esenciales que conforman la naturaleza humana, paro en el siglo XVI, la mayoría de los médicos europeos pasaron a buscar remedios para las enfermedades. La medicina china, no obstante, ha seguido desarrollando su concepto de "mala salud", como resultado de la falta de armonía entre el paciente, las circunstancias de su vida y el mundo que le rodea.

MTCEn el sistema médico chino es central la noción de los cinco elementos en la naturaleza -madera, fuego, tierra, metal y agua- que junto con las teorías del Ying-Yang y el Ch'i (energía o fuerza vital) se utiliza para describir cualquier cambio y actividad en el ser humano, y entre éste y su entorno.
Existen ciertos paralelismos entre el método chino de los cinco elementos y el Ayurveda e incluso la antigua medicina griega, todas ellas desarrolladas en la misma época.
Otros aspectos del conocimiento médico chino resultaron mucho más avanzados con relación a Occidente. Algunos ejemplos sorprendentes de la habilidad que habían adquirido los chinos son el reconocimiento de la circulación sanguínea, que tuvo lugar unos 2.000 años antes que en Occidente, así como su capacidad, alrededor del siglo VII, de diagnosticar la diabetes, y en el siglo X la implantación de la vacuna contra la enfermedad infecciosa de la viruela. Además 800 años antes de que Occidente hubiera inventado algún tipo de máquina de impresión, en China ya se había distribuido por todo el país un herbario impreso.

Antiguamente, los monjes eran los encargados de la salud de la aldea. Visitaban a las familias en forma periódica y a través de diferentes técnicas mantenían la buena salud de los habitantes, quienes retribuían esos servicios a través del trueque.
El libro más antiguo de Medicina Tradicional China es el HUANGDI NEIJING (Canon de medicina interna), escrito en forma de diálogo entre el emperador amarillo y su médico de cabecera. Ahí podemos encontrar las propiedades curativas de la granada y del ruibarbo. El emperador KIWANG-TI acostumbraba a darse baños con esas hierbas para sus dolores articulares.

Dentro de la Medicina Tadicional China, encontramos diferentes disciplinas: digitopuntura, acupuntura, fitoterapia, aromaterapia, naturismo, iridología, auriculoterapia, cromoterapia, reflexología y oligoelementos, entre otras, que hacen que esta medicina sea tan completa y abarcativa. Las dietas y los masajes son muy importantes dentro del estilo de vida este pueblo, como así también el Chi-Kung.
Se considera al cuerpo humano como un microcosmos que debe vibrar armónicamente con el macrocosmos en donde vivimos. Un desbalance energético, o una desarmonía, deriva en una enfermedad. Cuando el cuerpo está armónico con el interior y el exterior, es cuando estamos en la frecuencia llamada salud. Para entender esas desarmonías, debemos conocer las teorías del Yin/Yang y de los cinco elementos, manejadas tan eficientemente dentro de la Medicina Tradicional China.

Es fascinante ver a un especialista en Medicina Tradicional China en acción, ya que cuenta con diferentes abordajes para llegar a la causa de la enfermedad, detectando los meridianos o canales que están bloqueados. El estado de ánimo del paciente es muy importante porque dependiendo del tipo de desarmonía emocional que tenga, va a ser la enfermedad que manifieste. 
Se reconoce a la persona como "individuo", por eso es que ante dos personas con la misma enfermedad, no va a ser el mismo el tratamiento a seguir. Son dos cuerpos diferentes, dos vivencias diferentes, dos tratamientos diferentes. Por eso es que la Medicina Tradicional China es una medicina holística, ya que contempla la armonía entre cuerpo, mente y espíritu.

Dr. Eduardo Santibáñez

El Dr. Eduardo Santibáñez cursó estudios superiores en la Asociación Médica Argentino-China, dependiente del Hospital Amarillo de Pekín (China).
Desde 1975 a 1977 residió en el Templo Shaolín de la Provincia de Shanxi (China). Estudió Filosofía China y obtuvo la Maestría de Reiki del método Shambhala realizando prácticas hospitalarias en el Hospital Kuang An Men, de Pekín (China). 
Es profesor en Medicina Alternativa; Control Mental y Técnicas de Percepción de la Biblioteca Argentina de Ciegos y ex profesor de la Asociación de Parapsicólogos de la Provincia de Buenos Aires.
Director del Centro de Terapias Alternativas, también es miembro de la Fundación MOUBAYED (Silva Mind Control de Argentina), para la cual desarrolló un método con técnicas específicas para trabajar con discapacitados visuales y motores. 
Creador del Método de Enseñanza para Ciegos de Medicina Tradicional China, recibió el nombramiento de Sensei Reiki (Sistema Usui), de manos de la Gran Maestra Phillis Lei Furumoto, el 24 de Septiembre de 1982 en Hawai.

Quizá le interese también esto